domingo, 22 de septiembre de 2013

SE FUE EL VERANO QUE LLEGÓ DEMASIADO TARDE



Última mañana tras muchos días de vagabundeo, aquí y allí arriba.
Después de demasiada soledad me acompañan al agua para despedirme también de las olas. Estoy tranquilo y contesto una batería de preguntas. Sí, me gustaría que algún día pudiéramos jugar juntos con las olas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada