domingo, 8 de septiembre de 2013

L'ARGENTIÈRE




Juego peligroso. Sudor con olor a miedo. Demasiados días sin bajar al valle; no podía. Estoy cansado, dolorido, indeciso...tengo que volverme. Esa misma noche, un crampón mal colocado en la mochila mal hecha, me arrancó de cuajo la uña del dedo meñique de la mano derecha. La uña ahora ya está curada pero yo sigo pensando lo mismo.
Soñé que soñábamos juntos en las montañas de los sueños...no pudo ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada